Welcome home


Welcome! :)

Easy words, easy concepts.

dilluns, 29 de març de 2010

Vínculos

Con cada persona que conocemos creamos unos vínculos u otros, pero en este caso quiero hablar más concretamente de esos lazos que se crean entre las amigas en especial.
Hay amistades que con tan solo tensar un hilo, se van a desvanecer. Otras por lo contrario se pueden estirar miles de hilos a la vez y aun así mantener esa cosa que os hace estar una al lado de la otra. Pero yo quiero ir más lejos, hablar de un vínculo no descrito, que te llevaría a cometer las locuras más grandes que se han presentado nunca y a luchar por esa persona aunque te jugaras la vida en ello. Hablo de un vínculo mucho más grande que la própia amistad, algo sustancial.
Hay cosas que solo con esa amistad se pueden llegar a entender. Es como tener la madurez de una madre y la confianza de una hermana, como si algunos consejos sabes que solo te los dará esa persona.
Vínculos, hacen de esas relaciones "simples" algo fuera de lo común.
Vale la pena disfrutar de alguien así en tu vida y que te ayude a saber que al menos hay una persona fuera de la familia por la que vale la pena luchar día a día!

dijous, 25 de març de 2010

La motivación

Para explicarme mejor, en referencia al texto que escribí ayer (el primero), quiero que veáis este video que me colgó una chica en Twitter (@sarsylver).

No te deja indiferente. Es en inglés pero está subtitulado en ese mismo idioma para que, por poco que sea, se entienda mejor.

Eso es a lo que tenemos que llegar, a creer que somos campeones, que podemos con los problemas (sin olvidar que están ahí y que un mal día, o una mala época, lo puede tener cualquiera).

Espero que lo disfrutéis!!

http://www.youtube.com/watch?v=yX39J_YyKbs

dimecres, 24 de març de 2010

Una tarda de diumenge

El sol decau, el murmuri de la gent que camina per la riera mentre m’acosto a la fi de l’estret Carrer Bell, el gemec d’un nadó que reclama beure del pit de la seva mare, el soroll de les meves passes lentes però fermes, vaig amb presa perquè novament arribo tard.

A l’endinsar-me cap al camí que em conduirà al meu destí, ja capto la mirada d’alguns coneguts que des de la llunyania esperen impacients el moment en que ens creuem per dir el típic i conegut “Adéu!”, aquella senyora gran que t’atura per repetir-te novament que estàs molt crescuda i que ja ets tota una dona, el soroll del motor dels cotxes que paren a la rotonda perquè la senyal de trànsit els obliga, aquell que reacciona tres passes més tard que et coneix i no t’ha dit res, el sentiment de tranquil·litat perquè ja has arribat a la fi del teu trajecte que t’ha conduit fins a la porta d’un bar relativament nou.

Un cop sóc dins em toca travessar l’estret pas que em portarà a la sala del fons, on em trobaré amb la cara agria dels meus amics, el meu caminar es torna lent, l’home vell que seu a la primera taula, aquell carajillo que ocupa la barra de fusta central, la propietària somrient com sempre, l’olor del cafè torrat del bar, una taula amb quatre joves que et saluden, aquell cambrer tant simpàtic que només ell sap com t’agrada el tallat. A la fi d’aquest mal tràngol que suposa travessar el passadís d’un local veig el cabell negre com el carbó d’una de les meves bones amigues, el croissant pintat que reposa sobre un plat de color blanc, el comentari de “arribes tard” d’aquell amic que és un habitual a les trobades, el soroll de fons de la cafetera, la mirada de complicitat amb el qui seu més al fons, el moviment de les cadires que fan lloc al voltant de la taula perquè l’ocupi, el senyor barbut de la taula del costat que s’aixeca per anar al lavabo, el moviment incòmode de treure’t l’abric, la bufanda i la bossa.

Un cop agafo el fil del tema de la conversa interrompuda per la meva arribada, s’observen les reaccions previsibles dels reunits, aquell qui fa sorollets amb la boca en desacord, el qui remena el cafè des de fa hores, l’olor del tabac ros de la meva confessora, el parlar sense parar d’aquell amic que sap de tot i tothom, una amiga que deixa frases a l’atzar amb l’esperança que alguna coincideixi amb què s’està dient i jo que intento introduir-me amb moviment del meu cap que afirmació o nega sobre allò que estem tractant.

I així pesen les meves tardes de diumenge.

Treball Seminari.

La necesidad de algo?

Hay gente que necesita cariño, otras dinero, otras amigos, otras tiempo. En mi caso necesito divertirme, cada día veo a la gente por la calle, andar con sus caras largad y ajustadas al tiempo. Lo más curioso y sorprendente es que aunque salga el sol, siguen deambulando con esa particular cara de pena y preocupación. Quieras o no, eso se pega.
Cuando voy en metro, es decir, cada día, veo caras de disgusto, desagrado, angustia y tristeza. Eso no me gusta. Yo soy de esas personas que se motivan escuchando una canción sea la hora que sea y a veces cuando escucho alguna que me recuerda a alguno de esos momentos que han quedado grabados en mi memoria, me río sin más. Desafortunadamente, la gente no entiende porqué la chica del vagón número uno, sentada en el banco derecho, en la silla 3 del interior del metro, se ríe. Es más, la gente cree que estoy loca o algo parecido.
Pues bien, desde aquí hago un llamamiento a tod@s esos y esas que me miráis como si saliera del loquero:
"Oh ciudadano, tu que vives bajo la preocupación y el estrés provocados por el llanto del crío del vecino de enfrente y funcionas (relativamente) bien a base de café soluble, abandona de una vez por todas la comida precocinada y apúntate a VIVIR LA VIDA!"
Qué como dijo alguien, que probablemente era más listo que yo (ese día), "la vida son 2 días y uno llueve (y en Barcelona incluso puede nevar)".
A cada problema, una solución! Como dijo mi buen amigo Benji, Benjamin Franklin para los demás: "No he fracasado, he encontrado 10.000 soluciones que no funcionan".